domingo, 23 de agosto de 2015

Y la banda siguió tocando


A principios de la década del 80 cuando apenas se conocía poco y nada sobre el SIDA científicamente pero la sociedad empezó a manifestar en contra de este y creando prejuicios acerca del mismo; muchos de estos estaban relacionados con los homosexuales.
La sociedad culpo comunidad gay por su estilo de vida vinculado con las drogas y su libertad sexual. Se excluyó  a este grupo porque habían violado las “leyes” de Dios y por eso habían sido condenados con SIDA o como se empezó a conocer en ese periodo “La peste rosa”. Cuando al virus se le dio el nombre de  Acquired Immune Deficiency Syndrome (AIDS) este sustituyó a otros propuestos como Gay-related immune deficiency (GRID); en mi opinión ese fue un gran paso para la sociedad para dejar de lados los prejuicios. Sin embargo parte de la sociedad no quería estar relacionada con ellos por miedo de contagiarse el virus por más de que el mismo se contagie mediante fluidos (como sangre), además de sus creencias “no éticas” como la sociedad pensaba.  
La comunidad científica Argentina
Esta comunidad la cual avanza en la lucha contra el SIDA, fue premiada internacionalmente ya que descubrieron drogas para combatir el virus durante el tratamiento del paciente. En el año 1996 se descubrió que con el uso de tres drogas distintas se puede controlar la progresión del VIH, en el 2003 se planteó la hipótesis; más adelante corroborada; que no solo se detiene la progresión del virus sino que se previene el contagio del virus.
En Argentina se realizaron muchas investigaciones sobre el virus VIH, una de las que llamó mi atención fue “Sistematización de experiencias del Proyecto País 2007"
Este informe muestra experiencias que ocurren durante el año 2007, se basa en identificar fortalezas y debilidades de las actividades de prevención y control y desarrollar expectativas y demandas de los distintos entes involucrados y analizar los principales logros alcanzados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada